Oro Blanco – Ciudad Real, Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna

Dentro de las vacunas desarrolladas frente al Covid-19, destacan la vacuna BNT162b2 de Pfizer-BioNTech y la vacuna mRNA-1273 de Moderna. Ambas han sido aprobadas por la Administración Americana de Fármacos y Alimentos (FDA) La vacuna de Pfizer-BioNTech ha sido además aprobada por la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA) y está comercializada en Europa con el nombre comercial de Comirnaty.

Debido a la rapidez con que se han desarrollado y a la sobrecarga de información, muchas veces no contrastada, que recibimos, es normal tener dudas sobre su eficacia y sobre todo sobre su seguridad. Para ayudarnos a aclararlas la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha redactado este documento:

En el caso concreto de las madres lactantes, las dudas aumentan puesto que no han sido incluidas en ninguno los ensayos realizados hasta el momento. En este contexto ¿Qué opinan las diferentes instituciones sanitarias al respecto?

El 22 de Diciembre de 2020, en Reino Unido, el National Health Service (NHS) publica una guía sobre vacunación frente al Covid en mujeres en edad fértil, embarazadas, que están planeando un embarazo o están dando lactancia, donde se indica que si la mujer está amamantando, debe esperar a vacunarse hasta que haya terminado de lactar y, en el caso de que se haya puesto una dosis mientras estaba amamantando, debe esperar a ponerse la segunda dosis hasta que haya terminado de amamantar. Sin embargo en una reciente actualización de dicha guía no considera que las vacunas contra la COVID-19 constituyan un riesgo para los bebés lactantes, y sí que los beneficios de la lactancia materna son ampliamente conocidos. Por todo esto, el Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización recomienda que la vacuna puede administrarse durante la lactancia.

https://www.gov.uk/government/publications/covid-19-vaccination-women-of-childbearing-age-currently-pregnant-planning-a-pregnancy-or-breastfeeding/covid-19-vaccination-a-guide-for-women-of-childbearing-age-pregnant-planning-a-pregnancy-or-breastfeeding

Versión en castellano: https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/951833/PHE_COVID-19_vaccination_guide_on_pregnancy_Spanish.pdf

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el  Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP)  de Estados Unidos (EEUU) advierten de que no existen datos sobre la seguridad de las vacunas COVID-19 en mujeres lactantes o los efectos de las vacunas de ARNm en el lactante o la producción/excreción de leche.  Por otra parte las vacunas de ARNm no se consideran vacunas de virus vivos y no se cree que sean un riesgo para el lactante, por lo que si una mujer lactante forma parte de un grupo  al que se le recomienda recibir la vacuna COVID-19 (p. ej., personal sanitario)  puede optar por vacunarse.

https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos señala que, si bien las mujeres que amamantan no se incluyeron en la mayoría de los ensayos clínicos, las vacunas COVID-19 no se les deben negar si cumplen con los criterios de vacunación, y que las preocupaciones teóricas con respecto a la seguridad de vacunar a las mujeres que lactan no superan los posibles beneficios de recibir la vacuna. Para ellos, no es necesario evitar el inicio o interrumpir la lactancia materna en pacientes que reciben una vacuna frente al Covid.

https://www.acog.org/en/Clinical/Clinical%20Guidance/Practice%20Advisory/Articles/2020/12/Vaccinating%20Pregnant%20and%20Lactating%20Patients%20Against%20COVID%2019

La Academia de Medicina de la Lactancia (ABM) considera que durante la lactancia  es poco probable que nanopartículas intactas o ARNm procedentes de la vacuna, puedan transferirse a la leche. En el improbable caso de que eso ocurra, lo esperable es que el ARNm sea digerido por el lactante y no tenga ningún efecto biológico. Sin embargo aconseja  que las madres lactantes sopesen con su médico, los riesgos y beneficios de la vacunación, considerando su riesgo de contraer Covid-19 y su riesgo de desarrollar enfermedad severa.

https://abm.memberclicks.net/abm-statement-considerations-for-covid-19-vaccination-in-lactation

Ya en España, la Asociación para la Promoción e Investigación Científica y Cultural de la Lactancia Materna (APILAM) en su web e-lactancia.org clasifica la vacuna frente al coronavirus como de riesgo bajo (color naranja) considerando que:

. Es altamente improbable que los componentes de las vacunas contra la COVID-19 puedan excretarse en leche materna y, en cualquier caso, serían digeridos en el intestino del lactante

. Parece razonable pensar que si la enfermedad (COVID-19) es compatible con la lactancia, más lo será su vacuna, que ni siquiera contiene el virus vivo.

. Al igual que tras la vacunación contra otros virus, en la leche de madres lactantes vacunadas contra la COVID-19 podrían excretarse anticuerpos generados por la vacuna en forma de IgA, lo que protegería de la COVID-19 al lactante

Por otra parte, puntualiza que las madres lactantes, al ser personas jóvenes y generalmente sanas, no constituyen, per se, un grupo de riesgo para la COVID-19 y, por lo tanto, no tienen indicación específica para vacunarse. Solo si pertenecen a un grupo de riesgo, como ser personal sanitario o padecer alguna de las enfermedades crónicas de riesgo para la COVID-19, diversas sociedades médicas y consensos de expertos creen indicada la vacunación. En estos casos, concluyen, la vacuna contra la COVID-19 no debe impedir el iniciar la lactancia ni obliga a interrumpirla.

http://www.e-lactancia.org/breastfeeding/covid-19-vaccine/product/

El Comité Asesor de Vacunas de la AEP recomienda valorar aspectos como el nivel de transmisión de la infección en la comunidad, el riesgo de exposición (reduciéndolo si es posible) y el riesgo de enfermedad grave:

. En contextos con alta transmisión comunitaria, valorar la opción de ofrecer la vacunación contra la covid en gestantes con alto riesgo de exposición no evitable y elevado riesgo de enfermedad grave (edad avanzada, obesidad, hipertensión o diabetes preexistentes, u otros), facilitando la información necesaria para que la propia gestante decida si aceptar la vacunación.

. Considerando la importancia de la lactancia materna y la experiencia acumulada con otras vacunas inactivadas:valorar iniciar con normalidad y no interrumpir la lactancia materna en mujeres que reciban la vacuna Comirnaty, y no demorar la vacunación, si está indicada, por este motivo.

https://vacunasaep.org/profesionales/noticias/vacunacion-de-la-covid-en-el-embarazo-y-lactancia

IHAN España también se une a esta línea de actuación en su comunicado del 13 de Enero de 2021:

  • La vacunación frente a la COVID-19 en madres que amamantan es compatible y segura
  • A las madres que amamantan que pertenezcan a grupos de riesgos susceptibles de recibir la vacuna,  se les debe ofrecer sin restricciones y deben tener la posibilidad de tomar una decisión informada
  • NO existe ninguna justificación para suspender la lactancia materna como condición para administrar la vacuna contra la COVID-19

Por último, el Ministerio de Sanidad considera que, aunque no hay datos sobre los posibles efectos de la vacuna durante la lactancia (ni sobre la producción de leche ni sobre el lactante), teniendo en cuenta el tipo de vacuna actualmente autorizada (Comirnaty, de Pfizer/BioNTech) no se considera que suponga un riesgo para el lactante, por lo que en el caso de mujeres que amamantan y que tienen alto riesgo de exposición o alto riesgo de complicaciones puede valorarse la vacunación de manera individualizada.

https://www.vacunacovid.gob.es/preguntas-y-respuestas/puedo-vacunarme-si-estoy-embarazada-o-quiero-quedarme-embarazada-y-si-tengo

Éste ha sido un año terrible en muchos sentidos: el miedo, la pérdida de seres queridos, las dificultades económicas… incertidumbre y tensión concentradas entre cuatro paredes. Pero no queremos quedarnos solo con lo malo. Al echar la vista atrás, nos damos cuenta de que hemos sacado fuerzas de flaqueza, hemos adquirido nuevas habilidades y, a pesar de la distancia física, hemos creado lazos que difícilmente se romperán. Por eso queremos compartir con vosotras las actividades que hemos llevado a cabo:

* Asesorías de madres que, durante el confinamiento, continuamos prestando de forma no presencial.

* Reuniones de madres que, con la irrupción de la pandemia, pasaron a ser online.

* Charlas y talleres:

– Charla “Alimentación complementaria en el lactancia amamantado” a primeros de año, en Manzanares, fue la última actividad presencial del 2020.

– Taller “Lactancia materna para embarazadas y futuros padres”: en enero completamos la primera edición, que había comenzado a finales del 2019. La segunda edición tuvo lugar online a primeros del verano.

– Charla online “Lactancia materna como parte de un sistema alimentario sostenible” dentro de la Semana de la Lactancia.

* Otras actividades:

Concurso “Lactancia en niños mayores”: con idea de normalizar la lactancia en niños mayores, se organizó en Facebook, un concurso de frases simpáticas, divertidas o chocantes de este grupo de niños. La ganadora fue una madre de Manzanares a la que hicimos entrega de un ejemplar de nuestro libro “Manual para beberse la vía láctea”. https://oroblancolactancia.wordpress.com/manual-para-beberse-la-via-lactea/

Búsqueda de códigos QR que enlazaban a infografías sobre la relación entre la lactancia y el medio ambiente, como parte de las actividades de la Semana de la Lactancia.

https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/09/25/apoyar-la-lactancia-materna-impacta-en-la-salud-del-planeta/

https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/09/25/la-lactancia-materna-reduce-nuestra-huella-de-carbono/

https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/09/25/la-lactancia-materna-es-clave-para-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible/

* Campañas

– Todas las asociaciones y grupos de apoyo a la lactancia materna de Ciudad Real, a iniciativa de Oro Blanco, enviamos un escrito conjunto dirigido a la Dirección-Gerencia de los hospitales de la provincia, para reclamar apoyo  para las madres lactantes con Covid 19 que precisan ingreso. En dicho escrito incluimos información para la extracción segura de la leche materna, en caso de que el alojamiento conjunto no fuera posible, y un posible circuito para hacer llegar esa leche al lactante sin riesgo.

– En relación con la concesión de un 20% más a los varones en las ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral como consecuencia de la crisis originada por el Covid-19 convocadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, publicadas en el Decreto 32/2020, de 14 de julio, se enviaron mails a los miembros de diversas comisiones de las Cortes de Castilla La Mancha así como a la directora del Instituto de la Mujer de Castilla La Mancha, expresando nuestro desacuerdo.  También se  presentó una denuncia ante el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades

https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/08/15/mail-a-ls-diputads-de-las-cortes-de-castilla-la-mancha/

– En Noviembre iniciamos una campaña dirigida a la Gerencia de Atención Primaria del Servicio de Salud de Castila La Mancha (SESCAM) para que se retomen las clases de preparación al parto que fueron suspendidas durante la pandemia. En este caso usamos una estrategia diferente: facilitamos el modo de que cada persona lo pudiera hacer de forma individual.

https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/11/06/campana-a-favor-de-que-se-retomen-las-clases-de-preparacion-al-parto/

* Redes sociales: más activas que nunca, hemos difundido nuestras actividades, nos hemos hecho eco de campañas y actividades de otros grupos y asociaciones y hemos publicado “píldoras informativas” de distinta índole. https://oroblancolactancia.wordpress.com/nuestras-rrss/

* Pagina web: 

Dentro de las publicaciones de nuestro blog, destacan:

  • Lactancia Materna y coronavirus: durante el confinamiento fuimos actualizando esta entrada con información y enlaces de interés.
  • Día Mundial contra el Cáncer de Mama:

Prevención: https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/lactancia-materna-y-cancer-de-mama-prevencion/

Diagnostico: https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/lactancia-materna-y-cancer-de-mama-diagnostico/

Tratamiento: https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/tengo-cancer-de-mama-y-ahora-que-pasa-con-la-lactancia/

Dentro de la página web, hemos creado una nueva sección en cabecera llamada “Recursos” donde hemos ido colgando material informativo: https://oroblancolactancia.wordpress.com/recursos/

Como veis, ha sido un año muy intenso y todo esto ha sido posibles gracias a la colaboración de muchas personas. Por eso queremos daros las gracias a quienes de una u otra forma habéis colaborado con Oro Blanco y especialmente a nuestras socias.

De cara al próximo año nos gustaría seguir contando con vuestro apoyo. Toda colaboración es importante: transmitir experiencias durante las reuniones de madres, promocionar nuestras actividades en vuestras redes sociales, participar en las campañas reivindicativas…

Si además queréis colaborar económicamente, podéis haceros socias a través de este enlace https://oroblancolactancia.wordpress.com/hazte-socia/ La cuota habitual son 20 Euros al año pero este año, debido a la crisis económica derivada de la pandemia, se ha aprobado una cuota reducida de tan solo 10 euros (menos de 1 euro al mes) No es necesario presentar ninguna documentación ni dar ninguna explicación, simplemente abonar la cuota elegida.

Son muchos los ángulos desde los que la violencia marca la vida de las mujeres. La punta del iceberg son los asesinatos de las propias mujeres o de sus hijos e hijas para herir de por vida a la madre. Hay otras violencias cotidianas, violencias integradas socialmente, que en muchos casos no reconocemos como tales, como es el caso de la violencia obstétrica.

En 2014 la OMS comienza a hablar de la violencia sufrida por las mujeres en los paritorios de todo el mundo https://www.who.int/reproductivehealth/topics/maternal_perinatal/statement-childbirth/es/

“En todo el mundo, muchas mujeres sufren un trato irrespetuoso y ofensivo durante el parto en centros sanitarios, que no solo viola los derechos de las mujeres a una atención respetuosa, sino que también amenaza sus derechos a la vida, la salud, la integridad física y la no discriminación. Esta declaración reclama un accionar más enérgico, diálogo, investigación y apoyo en relación con este importante problema de salud pública y de derechos humanos.”

https://observatorioviolencia.pe/mv_violencia-obstetrica/

Y en 2019 se presenta, ante la asamblea de Naciones Unidas, por parte de la Relatora Especial sobre la Violencia contra la Mujer, sus causas y consecuencias, la jurista croata Dubravka Šimonović, un informe en el que se analiza la cuestión del maltrato y la violencia contra las mujeres en los servicios de salud reproductiva, con especial hincapié en la atención del parto y la violencia obstétrica. http://undocs.org/es/A/74/137 En él reconoce actuaciones habituales como violencia obstétrica, tales como la falta de autonomía y capacidad de toma de decisiones, incluida la posibilidad de elegir su posición de parto preferida, las altas tasas de episiotomía, las cesáreas innecesarias, la maniobra de Kristeller, la observación de estudiantes durante el parto o realización de pruebas por parte de estos sin consentimiento de la madre, el uso excesivo de la oxitócica sintética, la infantilización de la mujer, los “puntos para el marido” y un largo etcétera que, en muchos casos, nos resulta familiar de los relatos de amigas y conocidas.

El término “violencia obstétrica” como tal no está reconocido en nuestro ordenamiento jurídico, pero muchos son los países en los que se empieza a legislar una situación que sufrimos muchas mujeres, como es el caso de Argentina, que recoge en una de sus leyes el termino Violencia obstétrica como “aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales

Mucho nos quedaba por andar en los hospitales (públicos y privados) en lo relativo a los derechos de las mujeres en relación a la atención al embarazo y al parto, pero la pandemia ha hecho que se den pasos en la mala dirección (desaparición de las clases de preparación al parto y maternales, asistencia solas a ecografías, parir con mascarillas, separación innecesaria de madres y bebés, lo que no solo dificulta la pronta instauración de la lactancia materna, si no que retrasa el establecimiento temprano del vínculo mamá-bebé, reducción de la atención posparto…)

El consentimiento informado puede ser una herramienta que ayude a paliar estos atropellos que se realizan de manera sistemática y que nos afectan física y psicológicamente, en algunos casos durante años e incluso de por vida.

Tenemos derecho a presentar un plan de parto; de hecho el propio Ministerio de Sanidad en 2011  elaboró un modelo de Plan de Parto y Nacimiento, basado en la estrategia de atención al parto normal: https://www.mscbs.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/planPartoNacimiento.pdf

Incluso en tiempo de pandemia se deben respetar nuestros derechos, reconocidos en la ley de autonomía del paciente. Aquí os dejamos un ejemplo de plan de parto adaptado a la situación actual de pandemia: https://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/recursos/documents/anexo-al-plan-de-parto-covid19-ed.-1-4-4-2020-editable.pdf 

Denunciar estas situaciones de violencia machista institucionalizada en los servicios de salud y que la situación de la pandemia ha agravado, es necesario para construir una sociedad sin violencia hacia las mujeres y sus criaturas.

¿Por qué es importante este día?

Cada año nacen aproximadamente 15 millones de niños prematuros, de los cuales más de un millón muere antes de cumplir los 5 años. Es más, los nacimientos prematuros son la principal causa de muerte infantil del mundo y, en algunos casos, aquellos bebés que sobreviven desarrollan patologías como retraso cognitivo, pérdida de visión o audición y parálisis cerebral.

Según la Asociación Pequeños Luchadores de Ciudad Real, son 170 bebés prematuros los que cada año, de media, pasan por la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCIN) del Hospital General Universitario de Ciudad Real.

¿Cuándo se considera que un bebé ha nacido de forma prematura?

Según la OMS, se considera prematuro un bebé nacido vivo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de gestación.

Los principales factores de riesgo para tener un parto prematuro son:

  • Parto prematuro previo
  • Embarazo múltiple (gemelos, trillizos…)
  • Anomalías o infecciones uterinas
  • Estilo de vida poco saludable: tabaco, alcohol, mala alimentación…
  • Enfermedades maternas: diabetes, hipertensión…
  • Bajos recursos socio-económicos, ya que se asocian a un menor cuidado prenatal

También hay influencias genéticas y en muchas ocasiones no se identifica la causa.

Durante el confinamiento se ha observado un marcado descenso del número de partos prematuros. Los expertos barajan varias hipótesis: que las medidas de aislamiento hayan influido en el estado inflamatorio de las embarazadas, que se haya reducido la exposición a tóxicos junto con una disminución de la contaminación atmosférica o que se haya reducido el estrés, la sobrecarga laboral y la falta de descanso a los que se ven sometidas en condiciones normales.

En función de la edad gestacional, los bebés prematuros se clasifican en tres categorías con diferente pronóstico:

  • Moderado tardío: Nace entre la semana 32 y 37 de la gestación Es el bebé prematuro con menos probabilidad de morir o sufrir patologías graves.
  • Muy prematuro: Nace entre la semana 28 y 32. Tienen altas probabilidades de sobrevivir y quizás solo presenten defectos visuales o de audición.
  • Prematuro extremo: Nace antes de la semana 28, son los bebés con mayores probabilidades de morir y de tener graves deficiencias en su desarrollo.

¿Qué problemas que pueden presentar los grandes prematuros?

  • Nutricionales: Por su inmadurez para succionar y deglutir la leche suelen requerir alimentación por sonda o por vía intravenosa.
  • Mantenimiento de la temperatura corporal. Debido a su mayor superficie corporal (proporcionalmente) y escasa grasa subcutánea, hay que mantenerlos en ambientes con temperatura controlada (incubadoras).
  • Problemas respiratorios: Algunos recién nacidos prematuros tienen, por su inmadurez, incapacidad para expandir sus pulmones y respirar. A veces también presentan pausas en la respiración (apneas).

  • Inmadurez hepática: Por ello los prematuros se ponen con más frecuencia amarillos (ictericia) y esto les dura más tiempo.
  • Infecciones: Su sistema defensivo es más débil y están más expuestos a las infecciones.
  • Lesiones hemorrágicas y lesiones por infarto o falta de riego sanguíneo en algunas zonas del cerebro.
  • Enterocolitis necrotizante: lesiones en el intestino y que pueden llegar a perforarlo. Es la complicación gastrointestinal más grave del recién nacido pretérmino con una alta mortalidad.
  • Retinopatía del prematuro: lesión de la retina, especialmente en los más inmaduros, producida por el oxígeno que han necesitado por sus problemas respiratorios.
  • Déficits nutricionales: vitaminas, hierro, calcio y fósforo.
  • Problemas metabólicos como hipoglucemia (disminución de azúcar en sangre)
  • Anemia: Por su inmadurez no son capaces de fabricar toda la sangre que necesitan, por lo que es habitual que haya que realizarles transfusiones durante su estancia en el hospital.

¿Por qué para estos bebés es especialmente importante la leche materna?

La leche de la propia madre es la alimentación preferida para el prematuro por su composición única, la mayor biodisponibilidad de sus componentes (más y mejor absorción de los nutrientes), sus propiedades inmunológicas (defensa frente a infecciones y mejor desarrollo del sistema inmune del bebé) y la presencia de enzimas, hormonas y factores de crecimiento.

Además, le protege frente a la enterocolitis necrotizante, lo que permite alimentación enteral precoz (menor necesidad de alimentación por vena)

También se ha demostrado que los prematuros alimentados con leche materna que practican el Método Madre Canguro sufren menos infecciones nosocomiales (las que son propias del medio hospitalario).

La hipótesis que lo explicaría es la siguiente: la madre segrega IgA específicas (un tipo de defensa) frente a los gérmenes de su piel y frente a los gérmenes del área neonatal que son los responsables de las infecciones nosocomiales. Así, amamantando a su hijo, le nutre y protege a la vez.

¿Cómo y cuándo se inicia la alimentación con leche materna?

Tan pronto como sea posible se ha de poner el bebé al pecho. La mayoría de los prematuros son capaces de amamantarse directamente del pecho de su madre desde el momento del nacimiento.

Los prematuros más inmaduros necesitan tiempo para desarrollar la coordinación para succionar, tragar y respirar durante el amamantamiento y pueden necesitar que se les administre la leche por una sonda que, introducida por la nariz, llega hasta el estómago. Para ello, lo ideal, es que la madre se extraiga la leche. Se puede comenzar la extracción de la leche en las primeras horas tras el parto, sobre todo al lado del bebé o con algún objeto que se lo recuerde.

Es importante que la madre permanezca el máximo tiempo posible al lado de su hijo. Hasta que el bebé esté estable, la extracción al lado de la cuna del bebé estimula la producción de leche y la duración de la lactancia materna. Realizar el método canguro, una vez que el bebé esté estable, ayuda a iniciar el vínculo y a producir leche. 

La frecuencia con que se estimulan los pechos es crucial para iniciar y mantener una buena producción de leche en la madre.  

La succión no nutritiva es también muy importante en estos bebés para su desarrollo neurológico, y sería ideal que la pudieran realizar siempre al pecho materno. Si aún no tienen una buena coordinación succión-deglución-respiración, se realiza con el pecho vacío, es decir, tras haberse extraído la leche.

Una correcta postura al pecho debe favorecer un buen control de la cabeza del bebé, sostener el pecho y el mentón del bebé simultáneamente con la misma mano para facilitar la succión. La posición de rugby, debajo del brazo y con el bebé apoyado sobre una almohada, facilita el enganche. En ocasiones, de forma transitoria, puede ser útil el uso de pezoneras que mantienen la forma del pezón, facilitan al bebé mantener el sello de succión.

Hay que favorecer la succión directa al pecho, reduciendo gradualmente el volumen que se administra por sonda. Si es necesario suplementar, se hará después de la toma de pecho y con métodos diferentes al biberón, como la sonda, la jeringa o el vasito.

La sonda nasogástrica se retira cuando el bebé realiza al menos 4 tomas completas de pecho y el resto por jeringa, vasito o  cucharita. Los bebés más prematuros pueden precisar fortificadores, que son aditivos que se añaden a la leche de madre, que aportan proteínas, calcio y fósforo para favorecer el crecimiento y la mineralización ósea.

Todas las tomas las debería ofrecer la madre o el padre, para que se familiaricen con la alimentación de su hijo y puedan llegar a casa con mayor experiencia y confianza. Tras pasar tiempo en una unidad altamente especializada, se recomienda hospitalizar a la madre con su bebé, en un planta normal, al menos un día completo (día y noche) para afianzar su confianza antes de irse a casa.

Sin embargo no en todas las UCINs se cumplen estas recomendaciones. Varias son las razones: falta de espacio, falta de personal y sobre todo una gran parte del personal sin formación específica en lactancia materna. Esto se debe a que esta formación ni es obligatoria para trabajar con bebés ni es ofertada, salvo de forma ocasional, por el sistema sanitario. Así, aquellos profesionales que se han formado, lo han hecho por decisión personal, invirtiendo su tiempo y dinero. En este sentido existe una gran diferencia entre los hospitales con acreditación IHAN frente a los que carecen de ella. En este enlace podrás consultar el listado de hospitales con dicha acreditación

¿Qué ocurre si no hay leche materna disponible?

En esos casos, en la mayoría de las comunidades autónomas, existen Bancos de Leche

El objetivo de un Banco de Leche es asegurar la alimentación con leche humana de todos los prematuros o neonatos que lo necesiten por prescripción médica (por ejemplo recién nacidos con malformaciones cardiacas o tras cirugías del tracto digestivo) y que, por causas mayores, no puedan ser amamantados por su propia madre.

Los Bancos de Leche materna son centros especializados que llevan a cabo las funciones de recoger la leche de madres donantes, analizarla, procesarla, hacer los controles de calidad y distribuirla a las UCINs.

Desgraciadamente, nuestra comunidad autónoma es una de las pocas comunidades que aún no dispone de Banco de Leche. El pasado mes de Enero de 2020, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron por unanimidad una Proposición No de Ley (PNL) para la creación de un banco regional de leche materna. Indudablemente ésta es una buena noticia; sin embargo tiene una pega: no se estableció una fecha para llevarla a efecto.

También te recomendamos:

Lactancia materna en prematuros de la Asociación Española de Pediatría https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/lactancia-materna-en-prematuros

Asociación Pequeños Luchadores formada por madres y padres de prematuros de Ciudad Real https://pequeñosluchadores.es/es/

http://www.healthybeginnings.com.gt/blog/inicio.php?p=post&id=119

Muchas cosas han cambiado a raíz del inicio de la pandemia. Nuestra calidad de vida se ha visto mermada en muchos sentidos. En algunos casos ha sido algo inevitable: el precio a pagar por proteger nuestra salud y la de quienes nos rodean. En otros, sin embargo, ha sido consecuencia de la falta de planificación y de la mala gestión de los responsables.

Centrándonos en las clases de preparación al parto para embarazadas, entendemos que fueran suspendidas durante la primera ola de la pandemia pero no que, en esta segunda fase, continúen suspendidas de forma indefinida y que las matronas de la mayoría de los centros de salud no hayan recibido instrucciones sobre cómo proceder.

Durante estos cursillos la mujer aprendía los cuidados del suelo pélvico, la evolución normal del parto, los síntomas de alarma por lo que consultar, técnicas de relajación para afrontar la fase de dilatación, opciones para la fase de expulsivo, los cuidados básicos del recién nacido, nociones básicas sobre lactancia materna, y cómo hacer los trámites administrativos (inscripción en el registro civil y obtención de la tarjeta sanitaria del recién nacido, permisos por nacimiento y cuidado del menor…)

Todo esto suponía una mayor confianza y seguridad para los futuros padres, en especial para las primigestas, y, sin duda, también un menor riesgo de morbilidad.

Todo esto se ha perdido. Se sigue perdiendo.

Algunas gestantes han optado por acudir a centros privados, lo que supone un desembolso económico, en un momento de crisis económica y social.  Pero,  ¿qué pasa con aquellas que, por una u otra circunstancia, no pueden acceder a una atención privada?

En Oro Blanco pensamos que es posible prestar esta atención desde el sistema público de salud, sin comprometer la seguridad: clases en streaming, grupos reducidos… De hecho, algunas gerencias, como la Gerencia de Atención Integrada de Valdepeñas, ya han puesto en marcha clases de preparación al parto online.

Por eso animamos a todas las futuras madres de la provincia, a alzar su voz y exigir una adecuada preparación de cara al parto, el puerperio y la lactancia. Para ello os proponemos solicitar a la Dirección General de Atención Primaria del Servicio de Salud de Castilla La Mancha (SESCAM) que se den instrucciones claras y precisas a las matronas de los centros de salud y que se dote a los mismos de los recursos humanos y materiales necesarios. Os proponemos estas opciones:

  • Hacer una solicitud a través del apartado de sugerencias de la propia página web del SESCM: Sugerencias a Toledo a Servicios Centrales

https://sescam.jccm.es/sgrsWeb/formSugerencias?idProv=45

Como en la imagen, escribid en Motivo: “A LA ATENCION DE LA DIRECCION GENERAL DE ATENCION PRIMARIA”
  • Enviar un escrito por correo o presentarlo en una Oficina de Registro (es gratuito) Os adjuntamos un modelo en Word para descargar y rellenar/modificar:

Aquí tenéis un enlace al buscador oficial de oficinas de registro: https://administracion.gob.es/pagFront/atencionCiudadana/oficinas/encuentraOficina.htm#.X5_72lCCHy0

Y a todas las madres, que sabemos por experiencia lo importantes que son estas clases de preparación previas al parto, os animamos a apoyar esta iniciativa enviando también, por las mismas vías, una solicitud para que se retomen dichas clases, incluyendo un comentario sobre vuestra experiencia con esta formación de cara al parto, puerperio y lactancia.

Hasta que se solucione la actual situación de desamparo, podéis acceder a través de nuestra sección Recursos, a una serie de vídeos que han colgado en YouTube las matronas de Atención Primaria de Marina Baixa:

https://oroblancolactancia.wordpress.com/recursos/

Además aquí tenéis los enlaces a la información oficial proporcionada por el Hospital La Mancha Centro, de Alcázar de San Juan, y el Hospital General Universitario de Ciudad Real, en relación con la atención al parto. Tened en cuenta que no figura fecha de publicación, por lo que, en la situación actual, puede haber modificaciones.

https://sanidad.castillalamancha.es/plan-de-humanizacion/nacer-en-el-hospital-general-de-ciudad-real

https://sanidad.castillalamancha.es/plan-de-humanizacion/nacer-en-alcazar-de-san-juan

Si has leído las entradas anteriores, ya sabes que hoy, día 19 de Octubre, se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama.

Siempre que se diagnóstica un nuevo caso, la mujer recibe un impacto brutal y surgen mil miedos y dudas. Si el diagnóstico ocurre durante la lactancia, la madre se enfrenta a otra incertidumbre más: qué hacer con la lactancia.

Durante el tratamiento

Dependiendo del  tipo de cáncer y de la extensión del mismo, los tratamientos a aplicar serán diferentes y la mayoría (quimioterapia, radioisótopos, inhibidores hormonales) obligan a suspender, al menos transitoriamente,  la lactancia.

Existe la opción de mantener la producción láctea extrayendo leche de forma regular y desechandola, para continuar con la lactancia de forma intermitente, en los periodos en los que no hay trazas de los fármacos en la leche, o tras finalizar el tratamiento.  Indudablemente esto es muy difícil, tanto física como emocionalmente, y es una decisión muy personal.

Si se decide suspender la lactancia, puede ser necesaria la extracción de pequeños volúmenes de leche  para disminuir el dolor y el riesgo de mastitis. Durante el decalaje de tiempo que hay entre el diagnostico y el inicio del tratamiento lo ideal es hacer un destete lo más respetuoso posible para el bebé y también para mamá. Aquí influye mucho la edad y el carácter de la criatura.

  • En un niño pequeño, que aun precisa grandes volúmenes de leche, será necesario sustituir la leche materna por leche artificial si es menor de un año o por leche de vaca si es mayor de ese edad.

En cuanto a la forma de administrar el sustituo de la leche materna, no existe una solución válida para todas las familias. Aquí tienes algunas ideas que te podrían ser de utilidad:

  • Que sea la mamá quien ofrece el sustituto de la leche materna, colocando al bebé en una postura similar a la que solía mamar. Algunos niños rechazarán tomar el sustituto elegido al notar la presencia de mamá.
  • Que sea otra persona quien ofrezca el sustituto de la leche materna mientras mamá sale a dar un paseo. Es importante que después el bebé pase mucho tiempo en brazos de mamá para que ninguno sintáis que se rompe el apego.
  • Si eliges usar biberón y el bebé lo acepta, es recomendable seguir el método Kassing. Para saber en qué consiste este método de alimentación puedes pinchar en este enlace https://www.youtube.com/watch?v=1NQSiXi91Qw
  • Si el bebé rechaza el biberón puede usarse un vasito, una cuchara o un    recipiente-cuchara diseñado con este fin.

¿Es posible amamantar tras un cáncer de mama?

La lactancia materna tras un tratamiento de cáncer de mama puede ser complicada y es una decisión muy personal, con muchos factores físicos y emocionales, a considerar.

Si tu deseo es amamantar tienes que tener en cuenta que:

  • Existe un número creciente de mujeres que, diagnosticadas durante el embarazo y tras tratamiento quirúrgico y quimioterapia con buena respuesta, han logrado amamantar con la mama sana tras completar la quimioterapia.
  • Después de una lumpectomía (resección del tumor y de parte del tejido sano que lo rodea con intención de preservar el resto de la mama) y de la radiación, la mama tratada puede producir menos leche. Si ambas mamas han sido tratadas, puede ser necesario suplementar al bebé pero no necesariamente debes administrar el suplemento con biberón, ya que podrías usar un relactador.
  • Con una mastectomía unilateral, es posible amamantar con la otra mama ya que la producción se adapta a la demanda del bebé de forma independiente en cada pecho.
  • Tras una mastectomía radical bilateral no es posible amamantar dado que se elimina todo el tejido mamario.  En este caso puedes optar por dar leche artificial siguiendo el método Kassing. Recuerda siempre que tú eres mucho más que una glándula productora de leche y que lo que tú bebé necesita es tu cariño y tu calor.

Sea cual sea tu decisión o si aun no has tomado ninguna, contar con una asesora de lactancia puede ayudarte en esta etapa del camino

También te puede interesar:

Lactancia y cáncer de mama: efecto preventivo https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/lactancia-materna-y-cancer-de-mama-prevencion/

Cáncer de mama: diagnóstico durante la lactancia https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/lactancia-materna-y-cancer-de-mama-diagnostico/

En la entrada previa, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mamá, que se celebra hoy día 19 de Octubre, comentamos el efecto protector del amamantamiento.

Al mismo tiempo hay que tener presente que, si bien la lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama, en un pequeño número de casos, éste puede debutar durante la lactancia.

Síntomas y signos

Las variaciones que se producen en las mamas durante el embarazo y la lactancia pueden hacer que los síntomas y signos de cáncer de mama pasen desapercibidos.

El síntoma más común es una masa o bulto. Una masa no dolorosa, dura y con bordes irregulares tiene más probabilidades de ser cáncer, aunque también podría serlo una masa o bulto doloroso a la palpación, blando y de forma redondeada. Por este motivo, es importante que un profesional de la salud con experiencia examine cualquier masa o bulto nuevo.

Otros posibles síntomas del cáncer de mama son:

  • Hinchazón de  todo el pecho o parte de él (aunque no se sienta un bulto) Éste es el signo que más fácilmente puede pasar desapercibido durante la lactancia ya que son relativamente frecuente las hinchazones debidas a ingurgitaciones. En caso de presentar hinchazón que persiste a pesar de un adecuado drenaje de la mama, hay que consultar.
  • Formación de hoyuelos en la piel (a veces parecido a la cáscara de una naranja)
  • Dolor en la mama o en el pezón. De nuevo puede ser difícil de interpretar ya que el dolor puede ser debido a un mal agarre o a una mastitis. Si tras corregir agarre y/o tratar adecuadamente una mastitis el dolor persiste, se debe consultar.
  • Retracción (contracción) de los pezones
  • Piel del pezón o seno roja, seca, descamada o gruesa
  • Secreción del pezón que no sea leche materna. Podría confundirse con el Síndrome de las “tuberías atascadas” en el que la leche tiene color cobrizo; en caso de duda, consultar con el especialista.
  • Ganglios linfáticos hinchados: algunas veces un cáncer de mama se puede extender  a los ganglios linfáticos de las axilas o alrededor de la clavícula y causar un bulto o hinchazón ahí, incluso antes de que el tumor original sea lo suficientemente grande como para poderlo palpar.

Pruebas diagnósticas

Cuando existe sospecha de la presencia de cáncer de mama es necesario hacer una o varias pruebas para poder descartarlo o confirmarlo. En general para realizar las pruebas diagnosticas conviene que las mamas estén recién vaciadas para favorecer su interpretación.

Mamografía:

La mamografía es compatible con la lactancia. También lo son los contrastes (yodados o no) que se usan. Por lo tanto no hay que esperar ningún tiempo para amamantar tras su realización. La lactancia puede (no siempre ocurre) dificultar la interpretación de la mamografía en cuyo caso se puede recurrir a la ecografía. Vaciar las mamas antes, además de facilitar la interpretación de los hallazgos, disminuye las molestias de su realización.

Resonancia magnética (RM):

El campo electromagnético y las ondas de radiofrecuencia generados con esta técnica, no causan alteraciones nocivas en la composición de la leche, por tanto, inmediatamente después de esta exploración se puede amamantar.

Los contrastes derivados del gadolinio para exploraciones de RM son compatibles con la lactancia por eliminarse rápidamente  y ser prácticamente inabsorbibles por vía oral. Son muy similares unos a otros y de alguno de ellos hay datos de su nula o mínima excreción en leche.

Algunos autores y sociedades recomiendan evitar en las mujeres lactantes, especialmente en el periodo neonatal, gadoversetamida, gadodiamida y gadopentato; priorizan el uso de otros de menor riesgo: gadoterato, gadoteridol y gadobutrol.

Biopsia

Puede ser necesaria para tomar una muestra del tumor y así poder comprobar si es o no benigno.

Si la toma de biopsia es por punción, para eliminar el dolor se usa anestesia local, que es compatible con la lactancia. Es preferible usar bupivacaína o ropivacína que mepivacaína, por tener mayor experiencia durante la lactancia con los dos primeros.

Si fuera necesario hacer una biopsia por cirugía abierta puede ser necesario el uso de sedación o de anestesia general. Los anestésicos actuales son de eliminación muy rápida y permiten amamantar tan pronto la madre esté despierta y se encuentre en condiciones.

Puedes encontrar más información en estos enlaces

https://breastcancer.org

https://www.aecc.es

https://www.e-lactancia.org

También te puede interesar:

Lactancia materna y cáncer de mama: efecto preventivo https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/lactancia-materna-y-cancer-de-mama-prevencion/

Tengo cáncer de mama ¿Ya ahora que pasa con la lactancia? https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/tengo-cancer-de-mama-y-ahora-que-pasa-con-la-lactancia/

Hoy, día 19 de Octubre, se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama pero… ¿Qué relación tiene este tipo de cáncer con la lactancia materna?

La incidencia de enfermedades oncológicas se ha incrementado en todo el mundo y el cáncer de mama no es la excepción. La estadística mundial señala más de un millón de casos nuevos cada año, por lo que se convierte en un problema de salud pública de ámbito internacional.

En España se diagnostican unos 26.000 casos anuales, la mayoría en mujeres entre los 45 y los 65 años.

Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, una de cada ocho mujeres (12,5%) y el riesgo de morir por esta enfermedad es una cada 28 (3,57%), según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)

La lactancia materna reduce el riesgo de padecer cáncer de mama

Una revisión, publicada en 2002, de 47 estudios llevados a cabo en 30 países, involucrando a cerca de 50.000 mujeres con cáncer de mama y 97.000 controles, sugirió que la lactancia materna redujo en 2/3 la estimación de cáncer de mama. Cuanto más larga fuera la duración de la lactancia materna mayor fue la protección: el riesgo relativo de cáncer disminuyó un 4,3% cada 12 meses de duración de la lactancia, sin importar las nacionalidades de las mujeres, la edad, la raza, la presencia o ausencia de la menopausia y el número de hijos.

La mayoría de los estudios posteriores avalan estos resultados, si bien no está claro el tiempo mínimo de amamantamiento para lograr reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, situándolo desde al menos un mes hasta por lo menos de 12 meses.

Aunque ese descenso de riesgo puede parecer discreto, tiene una gran repercusión. Según un informe de UNICEF de 2018, mejorar las cifras de lactancia materna en el mundo podría prevenir unas 20.000 muertes maternas por cáncer de mama al año.

La reducción del riesgo es debida a que durante la lactancia los niveles de estrógenos en el organismo disminuyen y además se retrasa el restablecimiento de la función ovárica. También podría existir un efecto protector indirecto ya que, la mayoría de las mujeres, evitamos el consumo de alcohol durante la lactancia.

Existen también otros factores ambientales que puedes modificar para reducir tu riesgo de padecer cáncer de mama, como evitar el tabaquismo (tanto activo como pasivo) y hacer ejercicio físico regular.  Si quieres más información sobre estos factores puedes consultar este enlace de la AECC: https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/prevencion/factores-riesgo-cancer-mama

Por supuesto, que el riesgo disminuya no significa que deje de existir. Digamos que hablar de riesgo es hablar de papeletas en el sorteo: si tienes menos papeletas, tienes menos probabilidades de que te toque, pero eso no significa que te vayas a librar.

En este sentido hay que considerar que un estudio publicado en 2015 en la revista Journal of National Cancer Institute encontró que las mujeres que amamantan y desarrollan cáncer de mama, tienen con más frecuencia un tipo de cáncer menos agresivo y que responde mejor a la terapia hormonal, por lo que la mortalidad es menor.

También te puede interesar:

Cáncer de Mama: Diagnóstico durante la lactancia https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/lactancia-materna-y-cancer-de-mama-diagnostico/

Tengo Cáncer de Mama ¿Y ahora que pasa con la lactancia? https://oroblancolactancia.wordpress.com/2020/10/19/tengo-cancer-de-mama-y-ahora-que-pasa-con-la-lactancia/

Este año, la Semana de la Lactancia, ha sido diferente y algo extraña… sin niños jugando al fondo de la sala o tomando teta entre los asientos… sin cuentacuentos… sin quedadas….

Sin embargo, estamos satisfechas y orgullosas de lo logrado entre todas.

Además de la charla online sobre lactancia materna y sostenibilidad, y de las píldoras informativas que hemos ido vertiendo, casi a diario, en nuestras redes sociales, a lo largo de esta semana, en Ciudad Real, La Solana, Manzanares, Membrilla y Miguelturra, se han podido ver carteles con códigos QR; escanear estos códigos permite descubrir nuevos datos muy interesantes sobre la relación entre la lactancia y la salud del planeta.

Esto ha sido posible gracias a la colaboración de muchas personas – Manoli, Elena, Cati, Rubén, Estefanía, Pilar, Rosa, Eva, Jose, Maite, Maria José, Úrsula, Laura, Mari Carmen, Tere, Antonio, Mariví, Inma, Mónica, Ana Mari, Raquel… – Habéis sido tantas, que nos es imposible nombraros a todas. ¡Muchas gracias!

¡Hay 3 códigos QR! ¿Los has encontrado todos? Si no ha sido así, o vives en otro pueblo o ciudad, no te preocupes: puedes ver las infografías en este mismo blog, unas entradas más atrás.

Además nuestras socias han recibido, en nombre del planeta, una carta de agradecimiento en papel reciclado, y una bolsa de semillas, hecha a mano con tela reutilizada.

No sabemos que nos deparará la próxima la Semana de la Lactancia; lo que sí tenemos claro es que juntas no hay dificultad que no logremos superar.