Oro Blanco – Ciudad Real, Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna

Como ya hemos venido anunciando durante todo el verano, hemos estado inmersas en la organización del “I Concurso Lactancia Materna y Turismo” con el que, además de visibilizar la lactancia materna y defender el derecho de las madres a amamantar en público si así lo desean, pretende apoyar al sector turístico, tan castigado en el último año y medio.

Han sido un total de 63 imágenes admitidas, 41 en la categoría de “Lactando y viajando” y 22 en el concurso local “Amamanta en Manzanares”. Agradecemos enormemente la participación enviando vuestras fotos porque habéis puesto cara a la Lactancia Materna. 

Hoy, por fin, podemos anunciar las ganadoras de este concurso aprovechando que se celebra el Día Mundial del Turismo.

En la primera categoría “Lactando y Viajando” ha resultado ganador del primer premio Igor Gómez Mata, con su fotografía realizada en la Playa de Getxo, considerada como uno de los destinos favoritos de la localidad y que atrae a numerosos visitantes. La segunda clasificada ha sido María Teresa Romero Sánchez con su imagen titulada “Playa de Canet”. Recordamos que los premios consisten en dos lotes de productos relacionados con la crianza valorados en 60€ para el primer clasificado y en 40€ para la segunda.

En la segunda categoría de ámbito local titulada “Amamanta en Manzanares” la ganadora del premio de 100€ en vales para gastar en el comercio local de Manzanares ha sido Beatriz Fernández Raso con una imagen realizada en el monumento de “La mano tendida”, una escultura que simboliza el perdón y el diálogo, basándose en los acontecimientos que tuvieron lugar en Manzanares hace doscientos años, durante la guerra de la Independencia.

Queremos hacer llegar nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Manzanares por patrocinar este concurso, a Siles Km13 y Fogones Portales por su aportación económica para ampliar la cuantía del premio local y a los comercios locales colaboradores por facilitar el uso del cheque en sus establecimientos.

Como ya sabréis por las publicaciones anteriores o por haberlo leído en la prensa, el Consejo General de Colegios de Médicos, en un comunicado del 13 de julio de 2021, rechaza la existencia en nuestro país de violencia obstétrica, en contra de la opinión y las recomendaciones del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW)

Sin embargo, son numerosas las mujeres que la han sufrido y son algunas de estas  experiencias las que estamos compartiendo con vosotras. Hoy, MSM, nos cuenta como le practicaron una maniobra de Kristeller en contra de su voluntad.

“Durante la dilatación, la matrona me informó de que el bebé venía en posterior y me indicó como colocarme en distintas posturas, esperando que rotara. Pero no lo hizo.

Durante el expulsivo, en algún momento entraron en el paritorio dos ginecólogos: hombre y mujer. Sabía que lo eran porque él me había atendido en un aborto previo. No se identificaron ni personalmente ni como ginecólogos. Al cabo de un rato me informaron que de que me iban a hacer una episiotomía; esto lo entendí como necesario pues sé que con la cabeza en posterior es más complicada su salida.

Al cabo de unos minutos, de repente, la ginecóloga se subió sobre mi barriga y comenzó a presionarla, dejando caer el peso de su cuerpo sobre mí y haciendo fuerza. No me dijeron por qué y ni siquiera me avisaron de que lo iba a hacer. Simplemente lo hizo, sin más. Sabía que era un Kristeller y que la OMS lo desaconseja; además no era capaz de empujar con ella ahí, lanzándose sobre mí. Por eso grité que se bajara, que no quería Kristeller y que así no podía empujar.

No me hizo caso. No me dijo nada. Ni siquiera miró

La maniobra de Kristeller consiste en la presión en el fondo uterino durante el parto.

En la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad (2010) podemos leer: “No existen pruebas del beneficio de la maniobra de Kristeller realizada en la segunda etapa del parto y, además, existen algunas pruebas, aunque escasas, de que la dicha maniobra es un factor de riesgo de morbilidad materna y fetal, por lo que se considera que su realización durante la segunda etapa del parto debe limitarse a los protocolos de investigacióń diseñados para evaluar su eficacia y seguridad para la madre y el feto.” Esta maniobra “no incrementa la tasa de partos vaginales espontáneos ni reduce la tasa de parto instrumental” y “es ineficaz en la reducción de la duración de la segunda etapa del trabajo de parto.”  Así, concluye que “se recomienda no realizar la maniobra de Kristeller”.

Entre los potenciales riesgos a los que hace alusión se encuentran, desde el punto de vista fetal: fractura de clavícula, trauma encefálico y desgarro del músculo esternocleidomastoideo, lesión en los nervios del plexo braquial que controlan el movimiento de hombros, brazos y manos, fractura de húmero o de costillas, hipoxia, lesiones de órganos internos y hemorragias intracraneales. Desde el punto de vista materno los riesgos son rotura uterina e inversión uterina, desgarros de tercer y cuarto grado, perineales y vaginales, prolapso urogenital, desprendimiento prematuro de placenta y fractura costal.

A nivel legal, entre los principios básicos de la ya mencionada Ley 41/2002, de 14 de noviembre, encontramos que “el paciente o usuario tiene derecho a decidir libremente, después de recibir la información adecuada, entre las opciones clínicas disponibles”. Con respecto a las obligaciones del personal sanitario podemos ver que “todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de sus técnicas, sino al cumplimiento de los deberes de información y de documentación clínica, y al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente”.

En esta ley también se especifica que el consentimiento será verbal por regla general; sin embargo, se prestará por escrito en ciertos casos, entre los que se incluye la aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente.

En base a lo expuesto, consideramos que MSM fue sometida a una técnica no recomendada, que ha demostrado no tener beneficios, con riesgo potenciales, sin información ni consentimiento previo, haciendo caso omiso a su negativa a seguir adelante con dicha maniobra.

Como ya comentamos en la anterior publicación, a pesar de que el Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) recomienda a España combatir la violencia médica contra las mujeres embarazadas, el Consejo General de Colegios de Médicos continua negando su existencia.

Hoy vamos a compartir un nuevo testimonio: EMM nos cuenta su experiencia de parto y puerperio inmediato en una cesárea sin complicaciones.

“Me hicieron una cesárea separándome de mi pareja y de mi bebé, estando los dos sanos y sin ningún tipo de complicación. No me dejaron hacer el piel con piel ni iniciar la lactancia en las primeras horas de vida.

A mi bebé le hicieron el pinzamiento del cordón precoz. La sangre que circula por el cordón umbilical al nacer no es “sangre del cordón”, es sangre del bebé. Antes de dejarlo respirar, antes de permitir que sus pulmones estuvieran bien perfundidos de sangre.”

Si la separación madre-bebé se sigue dando en los partos vaginales (como ya vimos en el testimonio compartido por CT en la publicación previa) es aún mucho más frecuente en los nacimientos por cesárea, perdiéndose los numerosos beneficios del contacto piel con piel tras el nacimiento:

  • Favorece la adaptación fisiológica a la vida extrauterina con rápida mejoría de la oxigenación, regulación de su temperatura corporal y disminución del gasto energético.
  • Confiere una mayor posibilidad de éxito de la lactancia materna.
  • Aumenta el nivel de oxitocina, que tiene efecto antiestrés en la madre y mejora de la contractilidad uterina y la eyección de calostro.
  • Mejora el vínculo afectivo madre/hijo y facilita el desarrollo de un comportamiento de protección y un sentimiento de capacidad de la madre para cuidar de su hijo.

A pesar de que establecer el contacto piel-con-piel en una cesárea requiere un mayor esfuerzo organizativo por parte del personal sanitario, es perfectamente viable y se lleva a cabo con éxito en cada vez más hospitales sin incidencias adversas significativas. Para facilitar la labor organizativa, ya en 2017, la Asociación Española de Pediatría publicó una guía práctica al respecto, que sigue ignorándose en nuestra región.

Con respecto al pinzamiento del cordón hay que aclarar que el pinzamiento fisiológico del cordón es el que se realiza una vez que el cordón se ha colapsado, está blanco y no tiene pulso. El hecho de pinzar el cordón antes de que un recién nacido inicie la respiración espontánea tiene una serie de consecuencias negativas:

  • Dificulta la expansión pulmonar
  • Disminuye el volumen de sangre disponible para la mayoría de órganos del bebé, ya que se prioriza el flujo a cerebro, corazón y pulmones.
  • El número de glóbulos rojos es significativamente menor, entorpeciendo la oxigenación y el intercambio adecuado de gases.
  • Los niveles de hemoglobina y hierro son significativamente menores y al bebé se le priva de sus células madre.

Por este motivo, diversas organizaciones del ámbito de la salud, incluida la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), recomiendan esperar a que el cordón de deje de latir antes de seccionarlo siempre que se posible.

En el caso de los nacimientos por cesárea, aunque aún existe diversidad de opiniones con respecto al momento óptimo para realizar el pinzamiento, son cada vez más numerosos los estudios que apoyan un pinzamiento tardío del cordón también en los nacimientos por cesárea  y así lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)  ya desde el 2013, insistiendo en que el pinzamiento precoz solo se recomienda en caso de hipoxia y necesidad de reanimación del recién nacido.

http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/120076/WHO_RHR_14.19_spa.pdf;jsessionid=CD2B2ED52E71D789FE9B94166576E1D9?sequence=1

En base a lo expuesto, consideramos que durante y tras la cesárea de EMM no se siguieron las recomendaciones actuales, privando a su bebé de los beneficios que hubiera obtenido de haberlas seguido y exponiéndole a riesgos innecesarios.

El Consejo General de Colegios de Médicos, en un comunicado del 13 de julio de 2021, rechaza la existencia en nuestro país de violencia obstétrica, entendida como aquella ejercida por un profesional a su paciente durante el proceso reproductivo, quejándose de que criminaliza las actuaciones de profesionales que trabajan bajo los principios del rigor científico y la ética médica. Asegura que garantiza la inexistencia de actos violentos en la atención a las pacientes y recuerda el compromiso de los especialistas en Ginecología y Obstetricia de velar, en todo momento, por el bienestar de las mujeres, su salud y la de sus hijos y por la mejora de la práctica clínica basada en la evidencia.

https://cgcom.es/noticias/2021/07/21_07_13_violencia_obstetrica

Sin embargo, en las próximas semanas, vamos a compartir con vosotras los testimonios de varias mujeres que la han sufrido y que han tenido la entereza de recordar lo vivido y ponerlo por escrito.

Hoy, CT, nos cuenta la angustia, innecesariamente añadida, que sufrió por la falta de información:

“Como madre primeriza, con dos abortos previos y un embarazo complicado de varios reposos con tratamiento de heparina y Adiro, llegué al hospital  la madrugada del 17/07/16 sangrando en la semana 38+5,  con contracciones intermitentes y con muchiiiiisimo miedo. Me dejaron ingresada aunque no empecé a tener contracciones regulares hasta la madrugada siguiente.

Por la mañana me dijeron que “iba demasiado despacio” y había que poner oxitocina y me monitorizaron. Los dolores se multiplicaron y cuando estaba de 4-5 cm pedí epidural. A partir de aquí todo ocurrió demasiado rápido.

Un momento después, estando en la sala de dilatación con mi pareja, la frecuencia cardiaca del bebe dejo de oírse, vino la matrona y me pidió que me moviera en la cama y cambiara de postura…pero esto ocurrió varias veces seguidas y vino la ginecóloga preocupada. Me exploraron y se sorprendieron porque en muy, muy poco tiempo había dilatado completamente…Algo parecía no ir bien pero nadie decía nada.

 Nos fuimos a paritorio corriendo y oímos como pidieron que avisaran a pediatría. Me subí al potro y a mi marido lo colocaron a mi lado derecho.

En unos segundos aparecieron un pediatra, dos ginecólogas, la matrona y la auxiliar que me habían atendido antes, otras dos mujeres (que desconozco su papel pero imagino que enfermeras y/o auxiliares), el anestesista y otro anestesista de prácticas (que presentó allí al resto). Todos se colocaron justo delante de mi, menos una ginecóloga que se subió encima mientras otros me indicaban cuándo empujar. Tras los primeros pujos la matrona, sin decirme nada, me rasuró todo el vello y sacó las tijeras para hacerme la episiotomía….le supliqué que no me cortara si no era necesario, porque prefería desgarrarme sola, pero me contestó “No”, sin más. El resto nos iba retransmitiendo lo que iba ocurriendo…y me “animaban” a seguir. Dos pujos más y el bebé salió. Todos alabaron lo rápido que había sido y se lo llevaron corriendo a unos metros de mi detrás de una cortina. Recuerdo oírlo llorar y romper a llorar yo también. Escuchábamos al personal hablar bajito pero sin explicarnos nada; como si no estuviéramos allí.

A los pocos minutos llamaron a mi marido para que se acercara, le explicaron lo que había pasado y quitaron la cortina. Yo preguntaba insistentemente “qué pasa, qué pasa” pero me dijeron “estate tranquila que está todo bien”. Al bebe lo liaron en una mantita y se lo pusieron al papa en brazos. Me lo acercó, le vi la carita un segundo y le dijeron que podía sacarlo a la puerta para que lo vieran los familiares porque la matrona tenía que seguir conmigo. Yo, que aún no sabía bien que había pasado, no supe reaccionar ni podía parar de llorar. Todos se fueron y me quede  sola con la matrona para la expulsión de la placenta…cuando salió solo me dijo “parece una pizza familiar”. Me cosió y pregunté asustada que cuantos puntos me había dado, me contestó “pufff muchos, no preguntes”.

Y me quede con eso, afortunadamente mi bebé estaba bien”

Precisamente, proporcionar información adecuada a la mujer y respetar su autonomia, es una de las recomendaciones que el Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) hace a España:

https://news.un.org/es/story/2020/03/1470871

A nivel legislativo, una de las principales normativas que recoge los derechos de los pacientes en España es la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

Según esta ley, los pacientes tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma. La información será verdadera y se comunicará al paciente de forma comprensible y adecuada a sus necesidades. Todos los profesionales que le atiendan durante el proceso asistencial o le apliquen una técnica o un procedimiento concreto serán responsables de informarle.

Los facultativos podrán llevar a cabo las intervenciones clínicas indispensables en favor de la salud del paciente, sin necesidad de contar con su consentimiento, cuando existe riesgo inmediato grave para la integridad física o psíquica del enfermo y no es posible conseguir su autorización, consultando, cuando las circunstancias lo permitan, a sus familiares o a las personas vinculadas de hecho a él.

El titular del derecho a la información es el paciente. También serán informadas las personas vinculadas a él, por razones familiares o de hecho, en la medida que el paciente lo permita de manera expresa o tácita. En el caso de los recién nacidos, como menores que son, se debe proporcionar la información necesaria a sus padres o tutores legales. Es decir, los padres en tanto dispongan de la patria potestad, tienen derecho al acceso a la información clínica de sus hijos, a tomar decisiones y consentir tanto respecto a tratamientos o intervenciones clínicas, como a tratamiento de datos sanitarios.

En el caso de CT, parece que existía una situación de riesgo para el bebé, lo que podría justificar la celeridad, sin embargo, se practicaron sin consentimiento informado actuaciones en absoluto imprescindibles para garantizar el bienestar del feto. Tras el nacimiento, se proporcionó información al padre mientras se negaba la información solicitada a la madre. Por este motivo, consideramos que CT, sufrió violencia obstétrica

No fueron la negación de información y la falta de consentimiento informado las únicas formas de violencia a las que fue sometida, ya que, se prolongó innecesariamente la separación de su bebé al entregarselo al padre y sacarlo de paritorio para que lo vieran las visitas. De éstas y otras formas de violencia obstétrica, hablaremos en sucesivas publicaciones.

¡Tenemos una gran noticia!

El valor del premio de la categoría “Amamanta en Manzanares” se duplica

¡De 50 a 100 euros, para gastar en los comercios colaboradores!

Esto se debe al generoso donativo, que han hecho con este fin, Fogones Portales y Siles Km 13

Fogones Portales es un servicio de catering a domicilio, con opción de menú diario: calidad y atención cercana en la zona de Manzanares. Telefono para encargos: 926 612 043

Siles Km 13, en la calle Jesús del Perdón de Manzanares, es mucho más que una tienda de bicicletas: profesionalidad y experiencia al servicio de un asesoracmiento personalizado.

Más información sobre el concurso:

En este día se rinde homenaje al protagonista individual de los procesos asociados a la vida. A pesar de que no es el único día del año en que la comunidad internacional hace muestra de la importancia de los árboles, hoy queremos ensalzar a este ser vivo a través de un cuento precioso que refleja fielmente la oportunidad que nos dan los hijos para volver a ser niños otra vez y ver el mundo a través de sus ojos. 

Agradecemos a su autor, Eloy Moreno, la oportunidad de utilizar esta historia puesto que nos respondió muy rápido autorizándonos a usarlo en nuestras redes. El cuento está sacado de su libro “Cuentos para entender el mundo” y se titula “El árbol”.

Este verano Oro Blanco os propone un Concurso Fotográfico con premios muy atrayentes que están patrocinados por el Excelentísimo Ayuntamiento de Manzanares. Entre los objetivos de esta actividad están sensibilizar y normalizar la lactancia materna en todos los ámbitos de la sociedad. Es por ello que, el fin de este concurso es visibilizar la lactancia a través de la fotografía teniendo en cuenta el sector turístico, tan castigado por la situación sanitaria que vivimos actualmente.

Desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto podéis enviarnos vuestras fotografías.

¡Esperamos vuestra participación! 

Consulta las bases aquí:

¿Tienes que volver a incorporarte al trabajo y no sabes como vas a organizarte?

¡Esta charla es para ti!

Puedes inscribirte rellenando y enviado este formulario:

https://oroblancolactancia.ipzmarketing.com/f/-ch87_xqGAk

Si no recibes un e-mail de confirmación en las 24 horas siguientes a enviarlo (recuerda añadirnos a tus contactos y revisar la bandeja de correo no deseado) envíanos un mensaje a info@oroblancolactancia.es

¡Te esperamos!

Ayer nos hicimos eco en nuestras redes sociales del Día Mundial de la Donación de Leche Humana

Los Bancos de Leche son centros especializados donde la leche humana donada se recibe, analiza, procesa, almacena y distribuye a los hospitales.

Los principales receptores de esta leche son recién nacidos prematuros de menos de 32 semanas o con peso inferior a los 1500 gr, recien nacidos sometidos a cirugía abdominal o aquellos con cardiopatías congénitas

Según la Asociación Española de Bancos de Leche Humana, en España existen 16 centros en activo. Estos centros pueden formar parte de las Unidades de Neonatología o estar integrados en los Bancos de Sangre y Tejidos. También existen modelos mixtos.

Castilla La Mancha es una de las pocas comunidades autónomas que no cuenta aún con Banco de Leche

En enero de 2020, se aprobó por unanimidad en las Cortes de Castilla La Mancha una Proposición No de Ley para la creación de un banco regional de leche humana.

¿Qué pasos se han dado desde entonces para que esto se haga realidad? Ojalá pudieramos dar respuesta a esta pregunta pero no tenemos conocimiento de que nada se haya hecho desde entonces.

El destete, como una etapa más en la lactancia materna, siempre llega y raras veces nos deja indiferentes. Es más, recordamos ese momento de una manera tanto o más clara que el propio inicio de la lactancia.

A veces es anhelado, otras temido y en muchas ocasiones, es una mezcla de ambos sentimientos.

Este taller está organizado por Oro Blanco en formato gratuito y online. Elena, nuestra nueva coordinadora del área de Ciudad Real, nos hablará sobre las distintas opciones para afrontar el destete según las circunstancias.

Si te interesa puedes realizar tu inscripción en el siguiente enlace:

https://forms.gle/FgmenvXvvJBmSX1K9