Oro Blanco – Ciudad Real, Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna

José Luis García Morales

Desde 2005 ejerce como fisioterapeuta y osteópata pediátrico en consulta privada, en el Centro Aúpale (San Sebastián de los Reyes). Tiene una amplia experiencia profesional como fisioterapeuta de Educación Especial y Atención Temprana. Es profesor titular en el Máster de Especialista Universitario en Osteopatía Infantil por la Universidad Atlántica de Lisboa y experto en fisioterapia respiratoria (en este aspecto, ha desarrollado el ‘método de fisioterapia respiratoria pediátrica sin llanto’). Está formado en Terapia Cráneo-Sacra, inducción miofacial, Terapia Vojta, homeopatía, entre otras terapias alternativas. Es padre de dos hijos.

El XIII Congreso Fedalma busca, con una mesa redonda, ver cómo otros profesionales distintos de los más habituales en su relación con la madre y el bebé pueden realizar aportaciones al éxito de la lactancia materna. ¿En qué sentido pueden ayudar la Fisioterapia y la Osteopatía?José Luis García Ramírez

Desde la Fisioterapia y Osteopatía se consigue dar movilidad y flexibilidad a los segmentos corporales que se vean restringidos de movimiento, ya sea por las tensiones producidas durante el proceso del parto, o bien compresiones en estructuras anatómicas necesarias para el movimiento de la lengua y mandíbula, etcétera.

En concreto, ¿qué problemas relacionados con la lactancia aborda la Fisioterapia y con qué técnicas o instrumentos los trata?

Los instrumentos que se utilizan son las manos del fisioterapeuta y las de la mamá o papá en caso de que se enseñe algún ejercicio para hacer en casa. Los principales problemas que se ven son de agarre, succión y deglución en el bebé; pero también se trabaja el estrés y la ansiedad de la mamá mediante, por ejemplo, técnicas de relajación.

¿Es conocida esta posibilidad entre las familias? ¿Aprecia un aumento de consultas en este sentido en los últimos años?

No, definitivamente no es nada conocido, es algo muy nuevo, que estamos haciendo muy pocos y desde hace muy poco tiempo. En nuestro caso cada vez es más conocida porque estamos en contacto con distintos grupos de apoyo a la lactancia, pediatras, matronas, etcétera.

¿Y entre los fisioterapeutas? ¿Tienen formación o interés en formarse en lactancia materna? ¿Cómo lo valora?

La verdad, no hay formación en lactancia desde la Fisioterapia. Veo en mis clases que los alumnos no saben nada de lactancia materna, a menos que además de fisioterapeutas sean mamás lactantes. La especialidad de Fisioterapia pediátrica está más enfocada al niño con patología neurológica y respiratoria, al igual que la especialidad de Fisioterapia uroginecológica y obstétrica está pensada para las patologías de la mujer.

Ya no solo en cuanto a la lactancia, sino durante el embarazo y el postparto ¿puede el fisioterapeuta convertirse en un aliado de la mujer? ¿En qué sentido?

Dentro de la Fisioterapia, existe la especialidad de Fisioterapia en uroginecología y obstetricia, donde el fisioterapeuta es un pilar fundamental en la salud de la mujer, ayudando en la preparación física para el parto, aliviando las dolencias durante el embarazo y, tras el parto, en la recuperación por ejemplo del suelo pélvico y la musculatura abdominal.

Si bien la Fisioterapia está reconocida y aceptada en nuestro país, no ocurre igual con la Osteopatía. ¿Cómo diferenciar un buen profesional de aquel que no lo es y no caer en engaños?

Efectivamente, al contrario de la Fisioterapia, actualmente la Osteopatía no está reconocida por ningún organismo oficial en España, pero no es así en otros países. De esta forma, aquí cualquiera puede declararse osteópata, independientemente de que haya completado una formación de un mes, de cinco años o incluso ninguna formación de Osteopatía. Para asegurar calidad en el tratamiento de Osteopatía, se debería acudir al único profesional sanitario capacitado para llevar a cabo ese trabajo, y ese profesional es un fisioterapeuta que, además, en su formación de postgrado haya estudiado Osteopatía. Pero de igual forma ocurre dentro de la propia Fisioterapia: no debería tratar niños ni bebés ningún fisioterapeuta que no esté formado en Fisioterapia pediátrica. Los bebés no son adultos pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: